Presión de neumáticos: ¿Qué es el sistema TPMS?

Presión de neumáticos: ¿Qué es el sistema TPMS?

Los automóviles más modernos ya cuentan con una serie de funciones y sistemas que ayudan a que los usuarios tengan una mejor experiencia con la conducción y mantenimiento de sus vehículos. 

Unos de los sistemas que permiten la comodidad del usuario a la hora de la conducción son los sistemas de asistencia a la conducción o sistemas ADAS de los que hablamos en nuestro artículo sobre las últimas tendencias en la industria automotriz.

En esta ocasión el equipo de Thinkcar decidimos brindarte más información sobre uno de los sistemas de gran utilidad al momento del uso del vehículo, el cual es el sistema TPMS. Si aún no sabes de qué se trata este sistema incluído en tu automóvil, te recomendamos que para que conozcas más al respecto sigas leyendo este contenido que tenemos para ti.

Sistema TPMS ¿Qué es y cómo funciona?

Hay una serie de sistemas en los vehículos que están específicamente diseñados para tener un control sobre el funcionamiento adecuado de ciertas partes del automóvil, y que, de contar con alguna falla, sirven para avisar al conductor que se necesita un servicio de mantenimiento y reparación. 

Esto es lo que hace el sistema TPMS, sin embargo, su función principal se centra únicamente en la presión de los neumáticos. Es un sistema de control que da a conocer al usuario cuando la presión de las llantas es menor a la establecida para mantener la estabilidad del vehículo. 

Es un sistema de gran importancia debido a que cuida el estado de los neumáticos, los cuales son pieza importante a la hora del funcionamiento del vehículo. 

¿Cómo funciona el sistema TPMS? Bueno, el sistema de presión monitorea el estado de las llantas de distintas maneras según el método que utilice el vehículo en cuestión, sin embargo algo que tienen ambos sistemas en común es que éstos cuentan con una conexión al ECU del vehículo que es a donde envía las señales de advertencia para que el usuario pueda observar en el tablero si hay que hacer un restablecimiento de presión en los neumáticos o, en casos más extremos, trabajos de diagnóstico automotriz.

¿Cuáles son los tipos de sistemas de TPMS?

Como ya mencionamos anteriormente, existen dos formas distintas en las que funcionan los sistemas de TPMS en los vehículos. El monitoreo de presión puede variar según cada uno de ellos, los cuales pueden ser por método indirecto o directo.

TPMS indirecto

El sistema de TPMS puede ser un poco menos preciso, como se puede inferir por su nombre, su función básica sigue siendo la misma de recuperar información sobre la presión de los neumáticos, sin embargo, este método recupera los datos con ayuda de otro de los sistemas incluídos en los automóviles, el cual es el sistema de frenos ABS.

Con la ayuda de los sensores que se integran en las ruedas de los vehículos para conocer la velocidad de rotación, es como se recupera si la presión de cada uno de los neumáticos es la adecuada o no. 

¿Cómo es esto? Pues en caso de que haya una pérdida de aire en alguna de las llantas, la circunferencia de ésta va a disminuir, lo que hará que ruede una mayor cantidad de veces para recorrer la misma distancia que los neumáticos normales.

Es así como el sistema TPMS detecta que hay algo que no está bien con alguna de las llantas y debido a ello manda el aviso de advertencia al ECU del automóvil para que el conductor tome sus debidas precauciones.

TPMS directo

Los sistemas de TPMS directo tienen una mayor fidelidad en los reportes de monitoreo a comparación con los sistemas de TPMS indirecto, esto por la manera en la que funciona el método de control de presión. 

Este sistema mide el estado de los neumáticos directamente a partir de sensores instalados en las válvulas de las llantas. De esta manera la información no depende de otros sistemas que posiblemente no brinden los datos tan precisos como ocurre con el sistema indirecto, sino que incluso recuperan en tiempo real medidas de presión y temperatura de los neumáticos.

Así como ocurre con el sistema TPMS indirecto, una vez que se detecta una anomalía en alguno de los neumáticos la señal se manda desde los sensores por radiofrecuencia al ECU del auto para que se haga la reparación o mantenimiento correspondiente.

¿Qué debo hacer en caso de una advertencia del sistema TPMS?

Si la luz de advertencia en el tablero por el sistema TPMS se prende no debes alarmarte, aunque sí debes conocer las razones por las que ésta aparece.

La más común y cuya solución es la más sencilla es cuando esta luz prende como advertencia de que el aire de alguno de los neumáticos disminuyó, en ocasiones esto es normal y sólo hay necesidad de inflar las llantas para que tengan la presión debida. Si el problema de la pérdida de presión es por un pinchazo en alguno de los neumáticos entonces es recomendable acudir a una vulcanizadora para que arreglen el problema.

Otro caso podría ser debido a que por un fuerte golpe la llanta haya quedado dañada, incluso con rupturas fuertes; en estas situaciones lo mejor es estacionar el vehículo inmediatamente para hacer el cambio de la llanta por la de refacción hasta poder llegar a un sitio en el que consigas una llanta nueva.

El trabajo de cambio de neumáticos debe hacerse con cuidado y con ayuda de profesionales para evitar cualquier daño en los sensores o el sistema TPMS en general. En caso de que exista alguna falla con este sistema entonces se va a requerir el uso de equipos de diagnóstico automotriz que permiten los restablecimientos de estos sistemas y la detección de errores para hacer las reparaciones pertinentes.

De igual forma la advertencia también puede encender por alguna falla con este sistema, es en estas ocasiones cuando lo mejor es acudir con un técnico especializado y con las herramientas necesarias para el mantenimiento de los sistemas.

Las falsas alarmas no son excepción en los sistemas TPMS, ya que algunas veces puede que el ECU y los sensores advierten sobre la pérdida de presión por el cambio de temperatura en los neumáticos. Cuando esto sucede es posible que una vez que se rueden los neumáticos hasta que recuperen su temperatura normal, la presión se restablezca automáticamente sin necesidad de alguna reparación.

Ahora que conoces lo que son los sistemas TPMS, sus tipos y la manera en la que funcionan, esperamos que sepas cómo actuar en caso de que tu vehículo necesite mantenimiento con respecto a este sistema o alguno de sus neumáticos. 

Si este contenido te fue de utilidad, no olvides compartirlo en redes sociales para que más personas puedan conocer la importancia del cuidado de sus automóviles.

¿Estás buscando herramientas para tu taller mecánico? En Thinkcar tenemos una gran variedad de equipos de diagnóstico así como más productos que te pueden ayudar a potenciar tu negocio de reparación automotriz. 

Share on Facebook Share on twitter
Related Posts